"...a veces nuestros pensamientos, nuestra imaginación y nuestros sentimientos, nos llevan hacia lugares a los que no podemos ir..."
 
    Home      Tras la lente  [ El Libro ]  Nostromus Radio   Noticias   Contacta   Enlaces   
 
Investigaciones  
Fotografía  
T.C.I.  
Videos  
Foro  
 
¡Compra tus libros aquí!
info@fotoparanormal.com
FOTOGRAFÍA PARANORMAL, CAPITULO 1
TODO EL MUNDO TIENE UN POR QUE.
Este es mi por qué.


www.fotoparanormal.com :: El LibroA veces me paro a pensar si sería consciente de la semilla que estaba plantando en nosotros, y también si pensaría que alguna de ellas germinaría.

La telepatía, la gran batalla del ser humano con su cerebro. La forma de comunicación "superior" de unos seres con otros. Mucho se ha hablado y escrito sobre ello, algunos de los gobiernos de los países más poderosos invierten en ella tiempo y dinero, estudian sus características y sueñan con sus ventajas. Experimentos en submarinos bajo los casquetes polares, experimentos con personas distanciadas entre ellas a cientos o miles de kilómetros, y todo ello para estudiar la telepatía, vaya cosas.

Viene a mi memoria uno de los experimentos que realizábamos en pésimas condiciones de aislamiento, me explico, unos cuantos de nosotros nos reuníamos dentro de una de las aulas del colegio, y en voz baja acordábamos pensar la misma cosa y todos a la vez ( generalmente tratábamos de inducir un comportamiento anómalo en un compañero ) mientras que uno se quedaba fuera, una vez de acuerdo le hacíamos pasar sentarse y esperar. Nos marcábamos un límite de varios minutos, durante los cuáles nos concentrábamos (la concentración otro gran caballo de batalla del hombre, porque cuanto cuesta a veces concentrarse ) y visualizábamos en nuestra pantalla particular de cine ( cerebral y que más adelante trataré), el comportamiento que nuestro compañero debía adoptar. Unas veces era rascarse un tobillo, otras quitarse las gafas de vista, hasta incluso meterse un dedo en la nariz, y vaya que si se lo metía. Broma a parte, mucho se asustaría más de uno si supiera la validez de esta experimentación y los resultados que conseguíamos, les aseguro que día a día mejoraban.

Mucho nos divertíamos unos cuantos en el autobús del colegio mirando a la nuca de nuestro vecino en el asiento de delante, no fallaba, ¿nunca lo han experimentado? ¿a qué se creen que se debe que el sujeto en cuestión se de la vuelta, como si alguien le hubiera llamado?. Seguro que alguno pensará que son cosas de niños o quizás de adultos inmaduros, pero para ése precisamente va encaminado este pensamiento, si prueba a realizarlo (sin ataduras mentales del paleolítico) estoy seguro que no falla.
La verdad es que con aquellas edades no era necesario abonar demasiado el campo para hacer crecer en el las plantas de la imaginación, solo con un pequeño empujoncito y.... a caminar que el tiempo pasa y se hace tarde.

Quizás más de uno de ustedes piense que el que esto escribe, esta divagando en una disertación atemporal y sin límites racionales, pero la verdad es que me gustaría llegar a toda la población del mundo (independientemente de su condición social) para hacerles partícipes de la realidad de nuestro entorno y nuestra condición infinita llena, en muchos casos de sin sabores, pero también en otros muchos de la máxima felicidad imaginable.

Viene a mi pensamiento aquella prueba que hicimos hace tantos años con las réplicas de las pirámides, algunas construidas por nosotros mismos, en cartulina o cartón.
Mi recuerdo es tan nítido que podría volver a vivirlo, ¿Padre para qué valen?, ¿por qué hay de diferentes tamaños y colores?, ¿son de verdad como las de Egipto?.
Según te acercabas a su despacho, sabias que el nuevo día traía nuevas sorpresas, y aquel día fue el primero de nuestros contactos con la historia de un pueblo de faraones.

Hay una pregunta que siempre ha rondado mis pensamientos, ¿cómo un pueblo pudo construir semejantes monumentos hace miles de años?, ¿cómo pudieron acarrear los materiales necesarios desde canteras alejadas a cientos de kilómetros o incluso hasta dos mil?. Solo hay que verlas para darse cuenta que los límites humanos solo existen en la mente del hombre, me explico, alguien las diseñó y creyó en que era posible su construcción, y ese alguien seguro que fue un "hombre". Mucho se ha estudiado y hablado sobre este asunto, y esta claro que desde mi condición de ciudadano de a pie, las preguntas no son fáciles de responder, pero...¿a caso fueron fáciles de concebir dichas obras de arte?. No, rotundamente no, quizás entre todos , ustedes y yo, seamos capaces de desenredar un poco la madeja que nos dejó "preparada" la historia, hoy en dia con los avances tecnológicos en materia de fotografía casi todo es posible.
 1 - 2 - 3 

Página 2 de 3
Fotografía Paranormal
© Guillermo Nuñez Sordo 2005